logo background

CRÉDITOS BANCARIOS – ASESORIA E INFORMACIÓN

Todos podemos caer en una difícil situación financiera, y la mayoría de las veces es cuando menos preparados estamos. La vida da giros muy rápidamente y de estar en una situación desahogada, podemos caer en grandes deudas por una enfermedad nuestra o de nuestros hijos, un accidente o imprevistos que son parte de la vida diaria. En esos momentos es cuando menos ayuda aparece y pocas personas están dispuestos a ayudarnos, incluidos familiares y amigos cercanos. Nadie quiere prestar dinero a quien lo necesita desesperadamente.

En ese momento está la opción de préstamo bancario, para salir de esa difícil apuración.

¿CÓMO PUEDO DECIDIR QUÉ PRÉSTAMO ELEGIR?

Actualmente, el mercado financiero está literalmente inundado de una increíble cantidad de créditos bancarios y no bancarios, definitivamente no es una tarea fácil elegirlos de una forma correcta. Si usted también está pensando en la posibilidad de elegir un préstamo como la única solución viable, debe poner atención hacia las ventajas que otorgan los préstamos bancarios. Los préstamos bancarios, comparados con otro tipo de préstamos, ofrecen muchas más ventajas positivas.

LOS PRÉSTAMOS BANCARIOS SON MÁS SEGUROS

La ventaja indiscutible de los préstamos bancarios es que tienen mayor seguridad, no hay dentro del mercado financiero una opción que sea más confiable y segura. Los préstamos no bancarios, regularmente no se ajustan a los criterios legales. Los préstamos del Banco se rigen estrictamente por las leyes gubernamentales, al ubicarse entre los proveedores más confiables de préstamos y créditos se evita cualquier tipo de fraudes y malas experiencias.

¿QUIÉN PUEDE SOLICITAR UN PRÉSTAMO BANCARIO?

Aunque los préstamos bancarios en términos de seguridad y fiabilidad son la mejor opción, por desgracia, no están disponibles para todos. Los bancos están acostumbrados a examinar a sus clientes a fondo y cada solicitante deben cumplir con criterios estrictos en materia de prueba de solvencia, prueba de ingresos y Buró de crédito; buscan su nombre en el famoso registro de deudores. Al mismo tiempo, entre mayor es la cantidad de dinero que el cliente solicita, son un mayores requisitos y condiciones más estrictas para su aprobación y posterior préstamo. Puede pensar ¿por qué no elegir entonces un préstamo no bancario, y evitar someterse a negociaciones en el banco que son tan complicadas? La respuesta es sencilla: los préstamos no bancarios dan al principio muchas facilidades y rostros amistosos, pero al final buscan engancharlo para que después pague injustas condiciones.